¿Cómo se hace un temario?

Si estás preparando el temario para presentarte a unas oposiciones docentes, este post va a ayudarte en el apartado del desarrollo del tema escrito. Por lo tanto, si te estás preguntando: ¿cómo hacer o desarrollar un tema para unas oposiciones docentes?, estás en el sitio adecuado. En este post te damos las claves para que puedas elaborar tu temario original para aprobar las oposiciones 2022, el objetivo principal es que tu tema escrito pueda destacar y llamar la atención al tribunal. Sigue leyendo…

El tema escrito en las oposiciones docentes

Es el apartado que consiste en desarrollar uno de los temas que han salido fruto del sorteo que se ha realizado justo antes de iniciarse el examen. En función del número de temas que tengas en tu especialidad, podrás escoger entre un determinado número de temas.

  • En las especialidades con un temario inferior a los 25 temas, los aspirantes escogerán un tema de entre tres temas.
  • En las especialidades con un temario superior a 25 temas e inferior a 51, los aspirantes escogerán un tema de entre cuatro temas.
  • En las especialidades con un temario superior a 50 temas, los aspirantes escogerán un tema de entre cinco temas. 

Título del tema

Apartado que nos proporciona el tribunal, en función de las bolas que hayan salido en el sorteo (explicado en el punto anterior). No debes olvidar escribir el tema tal y cómo aparece en el índice de temas que te han proporcionado justo antes de iniciarse el sorteo.

Índice de contenidos

En este apartado vas a estructurar el tema con los diferentes apartados con los que vas a desarrollarlo, es importante que con este apartado el Tribunal pueda realizar una lectura rápida del desarrollo del tema que se va a encontrar a continuación.

Introducción

Se debe huir de las estructuras prefabricadas de los temas, las aportadas por las editoriales o temas que circulan entre diferentes opositores. Los tribunales, en los procesos selectivos, se enfrentan día tras día a los mismos contenidos, y están deseosos por encontrar entre los exámenes algún aporte fresco o novedoso que les rompa la monotonía. Es en estas situaciones en las que podemos subrayar la importancia que tiene una buena introducción.

Características de la introducción

  • Extensión: debe ser, aproximadamente, de media cara de un folio, o una cara entera a lo sumo.
  • Redacción: concreta, directa y sencilla. No es conveniente dar rodeos ni hacer divulgaciones innecesarias. 
  • Contenido: su objetivo principal es el de presentar el tema, explicar sobre qué trata e indicar las diferentes partes en las que se estructura. Todo ello nos servirá para que el Tribunal sepa (en todo momento) que no solamente conocemos el tema en particular, sino que conocemos también el resto de temario, pudiendo relacionar temas y conceptos entre sí.
  • Bloque de contenidos al que pertenece el tema que vamos a desarrollar.
  • Argumentación de su núcleo principal.
  • Diferentes partes de las que se nutre su núcleo principal.
  • Relevancia: mencionar a qué parte del tema vas a otorgarle más tiempo y, por consiguiente, será más extensa que las otras. 
  • Consideración: la introducción tiene que contener la importancia que para ti como docente y profesional de la educación tiene y, sobre todo, su relevancia para tu especialidad en concreto.
  • Vinculación curricular: hay que vincular el tema con el currículum, diciendo claramente si, por ejemplo, es un tema de área, en qué áreas, niveles y bloques de contenidos se trata específicamente ese tema de área que abordas en el desarrollo del tema.

Epígrafes propiamente incluidos en el tema escogido

Son los diferentes enunciados del contenido que nos proporciona el título del tema seleccionado. Es importante que el tema a desarrollar tenga una coherencia interna. Es por ello que es muy importante que la transición entre un epígrafe y otro exista una conexión, enlazando contenido e hilando un apartado con el siguiente, evitando así que cada una de las partes del tema parezcan fragmentos independientes sin sentido dentro de un discurso lógico. 

El final de cada epígrafe debe aportar siempre algo que permita y justifique el inicio del siguiente.

Conclusiones

Al igual que pasa con la introducción, las conclusiones son una parte esencial dentro del desarrollo de los contenidos y no podemos pasarla por alto. Junto a la introducción es un elemento que nos permitirá dar al tribunal ese aire fresco que necesita, es decir, diferenciarnos de nuestros opositores contrincantes.

Las conclusiones del tema escrito en unas oposiciones docentes corresponde al último apartado que tiene el objetivo de despedir y cerrar el tema que hemos escogido para desarrollar. Por lo tanto, debemos cuidar este elemento, será la última imagen que el Tribunal tendrá de ti. 

Funcionalidad de las conclusiones

Realizar una correcta conclusión de un tema escrito consiste en remarcar, brevemente, los puntos más importantes de aquello que se ha expuesto de forma extensa a lo largo de todo el desarrollo del tema escrito. 

Aspectos a evitar en las conclusiones

Bajo ningún concepto utilizaremos expresiones del tipo “como conclusión…”, “mis conclusiones sobre este tema son…”, “podemos concluir estos contenidos diciendo…”,…

Será un error pretender elaborar una conclusión genérica que poder estudiar y plasmar en cualquier tema que caiga en el examen. El tribunal lo atribuye a una gran falta de interés y pocas ganas de esforzarse en personalizar el trabajo.

Características de las conclusiones

  • Extensión: no debe superar la mitad de la cara de un folio.
  • Matización: deben aportar una visión general de los principales contenidos que se han expuesto en el tema, pero sin repetir de nuevo lo mismo.
  • Implicaciones: tienen que reflejar la importancia del tema que acabas de abordar y dar pinceladas sobre las implicaciones que éste tiene en tu labor como docente. Las conclusiones nos permiten ir más allá de lo que hemos escrito, y facilitarnos una puesta de mira al futuro, aportando una visión profesional acerca de las implicaciones didácticas que tiene el tema que hemos tratado.
  • Reflexión: las conclusiones deben dirigirse a enlazar el tema que acaba de finalizar con otros nuevos temas que den pie a la reflexión, el debate y el análisis. Han de facilitar la apertura de nuevas líneas de investigación y lanzar interrogantes que hagan pensar al Tribunal, dejando un camino claramente abierto.
  • Opinión: en las conclusiones de un tema escrito debemos proporcionar una opinión personal pero profesional, fundamentada correctamente y, si es preciso, hay que recurrir a determinados autores de renombre para justificar nuestras palabras.

Bibliografía (actualizada)

Siempre deberás añadir bibliografía que de soporte a tu tema desarrollado, es un punto de vital importancia. Para que lo puedas entender, si el Tribunal no puede comprobar de que fuentes has sacado la información que estás exponiendo, no podrá atribuirle la nota que se merece. Es por ello que es muy importante actualizar los temarios con bibliografía actualizada y de diferentes fuentes.

  • Revistas científicas
  • Notas de prensa
  • Artículos de reflexión
  • Libros

Temario Oposiciones Educación Física 2022

Si estás preparando las Oposiciones Docentes para la especialidad de Educación Física, el siguiente vídeo puede ayudarte en la elaboración del temario. Si te gusta el vídeo, no dudes en subscribirte al canal.

¿Cómo estudiar el temario de las Oposiciones de Educación Física?

1 comentario en «¿Cómo se hace un temario?»

Deja un comentario